Microsoft da nuevos detalles sobre Scorpio, su próxima consola

Bruno Toledano en El Mundo

Sus características principales son: un procesador de 8 núcleos a 2.3GHz, una GPU con 40 unidades de procesado que funcionan a 1173MHz, una memoria GDDR5 de 12GB, un ancho de memoria de 326GB/s, un disco duro con 1TB de almacenamiento, soporte para Dolby Atmos y un reproductor de Blu Ray UHD capaz de reproducir discos 4K.

Sobre el papel, pues, será más potente que PS4 Pro y se asemeja por dentro a un ordenador más que a una videoconsola, en el sentido clásico de la palabra; pero una de sus características más curiosas es que también echa la vista atrás y permite jugar a juegos de Xbox One y XBox 360 con mejores gráficos y menos problemas de ralentizaciones.

Nada de esto realmente importa. El problema de Xbox One no es la falta de potencia gráfica, sino la falta de catálogo. Sony ha conseguido cultivar a lo largo de los años una mejor colección de estudios y franquicias exclusivos para Playstation.

Xbox tiene exclusivas buenas también, pero no tantas y tan variadas. Ha tratado de comprar nuevas a base de sacar la chequera pero los resultados han sido decepcionantes en muchos casos.

Tal vez su suerte cambie con Scorpio, pero es complicado. Este tipo de dinámicas necesitan años para ser encauzadas en nuevas direcciones. Una saga como Uncharted, por poner un ejemplo, no se crea sólo con dinero. El equipo humano adecuado ha tenido que colaborar y evolucionar durante años para hacerla posible. Juegos como Zelda cuentan con cimientos sólidos que se han construido a lo largo de varias generaciones.

Aún así, Scorpio completa una serie de anuncios que van a conseguir que este sea uno de los E3 más interesantes de la historia reciente. Qué ganas de que llegue junio.