Pagar por Twitter

Alberto Sánchez en Hipertextual:

Parece que a Jack no le queda otra salida. Los rumores hace tiempo que venían apuntando a un modelo freemium o, al menos, una nueva fuente de monetización directa que permitiese a la compañía mantener el rumbo. Las cosas no están muy bien para Twitter, su fuerza en el mercado ha caído constantemente desde su salida a bolsa, y los accionistas están perdiendo, literalmente, la paciencia con los palos de ciego de la dirección.

Yo creo que esta idea no surge de la desesperación. La promesa de Dorsey es que este año Twitter entrará en beneficios y es algo que puede teóricamente lograr recortando gasto y deshaciéndose de partes de la empresa que no son vitales en la nueva dirección, como Fabric.

Lanzar una herramienta avanzada tipo TweetDeck de pago, sin embargo, tiene muchas derivadas positivas que van más allá de abrir una nueva vía de ingresos: genera un nivel mayor de implicación con la red social (cuesta dar valor a lo que se percibe como gratis), permite distinguir qué usuarios son profesionales o amateur y da a los primeros un peso específico que va más allá de la chapa de verificado.

Es una gran idea. Ya están tardando.