Sony A9, 24 megapíxeles y 20 fps para la cámara que quiere acabar con la hegemonía de Nikon y Canon en foto deportiva

Iker Morán en Photolari:

Unas prestaciones que, unidas al refresco del visor electrónico (sin blackout, prometen) y la obturación electrónica de hasta 1/32000 de segundo, se convierten en los mejores argumentos de Sony para querer plantar cara a Nikon y Canon en el terreno de la fotografía deportiva.

Hasta ahora el mejor argumento en contra de las cámaras mirrorless en fotografía profesional era que la velocidad de enfoque y la ausencia de prestaciones importantes, como doble lector de tarjetas o conexión Ethernet, las convertía en alternativas poco prácticas.

Esta cámara -que es carísima- acaba con muchos de estos problemas de un plumazo.

La guerra entre defensores de DSLR y mirrorless va a continuar y aún es pronto para que muchos profesionales migren en masa a nuevos sistemas, pero lo que ha hecho Sony con la A9 es mostrar características que las cámaras con espejo no van a poder replicar -salvo que mantengan el espejo levantado y, llegados a ese punto, ¿para que ponerlo y aumentar complejidad y coste?-.

Yo tengo claro que en el futuro de la fotografía no hay espacio para el pentaprisma pero es importante apuntar también que ese futuro no va a llegar mañana ni pasado mañana. Siguen existiendo muy buenos argumentos para defender este tipo de cámaras.

Dicho esto, esperaba que fuese mi próxima cámara pero está enfocada a un tipo de fotografía que no practico. Me toca seguir esperando a que Sony lance una nueva A7R con este nuevo sensor y algunas de las características de la A9, pero con un precio algo más bajo.