Surface Laptop

En el Gadgetoblog comento mis primeras impresiones con la nueva máquina de Microsoft, presentada hoy en Nueva York:

Por lo demás, Surface Laptop es potente y una buena alternativa a un Macbook o Macbook Air. Podría incluso competir con un Macbook Pro básico, aunque su gráfica no es tan avanzada.

Microsoft necesita que en las clases de las universidades norteamericanas empiece a desaparecer el logo de la manzana y este es un muy buen primer paso en esta dirección. Es un equipo sin nada que envidiar a un Macbook Air o un Macbook. Al contrario, de hecho. Es Apple la que debería tomar nota, sobre todo de la calidad de la pantalla.

Aún así, hay cosas que no acabo de entender en esta nueva máquina.

  • No tiene conexiones USB Type C. En un ordenador que vas a comprar en 2017 y tiene que durar cinco o seis años debería ser un requisito.

  • La pantalla es tan delgada que hace la función táctil un poco incómoda. Al pulsar sobre la superficie es fácil que tiemble, sobre todo en la parte superior.

  • El material del teclado es elegante pero creo que con el tiempo acabará manchado y con marcas de sudor o rozamiento en las zonas en contacto con las palmas de la mano.

  • El portátil ha quedado demasiado atado a la estrategia educativa de Microsoft, pero podría perfectamente haberse presentado como un dispositivo independiente. Es un buen portátil para trabajo.

No se puede tener todo, claro, pero no entiendo el razonamiento detrás de algunas decisiones de diseño y posicionamiento.

El evento de Microsoft, por lo demás, muy bien. Parece que en la empresa tienen claro que hay que luchar contra el avance de Chromebook en las aulas. El problema es que muchas de las herramientas de Microsoft son demasiado complejas y avanzadas comparadas con la suite de Google Docs. Es una buena oferta cuando te diriges a grandes empresas pero abrumadora para un profesor que solo quiere organizar trabajos de clase.

El caballo de Troya de Microsoft, aquí, es Minecraft. Puede hacer olvidar a los profesores y administradores parte de la fricción de Windows y Office 365.